Lo ha dicho mi maestr@... y punto.

Publicado en por La bea

Lo ha dicho mi maestr@... y punto.

Desde hace tiempo tengo asumido que mis peques obedecen más a Dora la exploradora que a mí.

- Mamá hay que ponerse el cinturón de seguridad cuando nos montamos en el coche...

¿Y porqué?. ¿Porque se lo llevan diciendo su padre y su madre desde que tienen uso de razón?. ¿Porque te multa la policía?. Desde luego que no...

- ...porque lo ha dicho Dora la exploradora.

Como ya he comenté en el tontopost los dibujos animados estoy bastante preocupada porque un día a Dora la exploradora le dé por decirle a los peques que atraquen un banco o que le roben la cartera a sus padres, porque los míos lo hacen sin pensárselo dos veces. Aunque siento decirle a Dora la exploradora que le ha salido un serio competidor:              

Su maestro@

Y no me refiero al de Dora, sino al de los peque.

El otro día Mogliw me hizo una pregunta, de estas de ir a pillar.

- Mamá, ¿la fórmula uno es un deporte?.

Y yo, aún sabiendo la respuesta correcta, decidí arriesgarme. Porque soy de las creen que si no sudas no es un deporte... vale que los pilotos de fórmula uno sudan muchísimo después de una carrera... pero también sudo yo un montón cuando voy a algún sitio en mi coche sin aire acondicionado a las tres de la tarde en pleno mes de agosto y nadie me toma en serio si al bajarme del coche les digo que estoy muy cansada de hacer deporte. Así que le eché valor y le digo:

- No.

Mogliw se me quedó mirando con su cara wo wo wo woooooooooo"lo siento esa no es la respuesta correcta".

- Si es un deporte porque lo ha dicho mi maestr@.

Y ahí se acabó toda posibilidad de hablar más del tema. Porque ese "lo ha dicho mi maetr@" es el mejor argumento que puede emplearse para acabar con cualquier discusión.

Vas al  banco a pedir una hipoteca...

- Mira, vengo para ver si pueden concedermer una hipoteca.

- Lo siento es que usted está en paro. Va a ser imposible.

- Es que lo ha dicho mi maestr@.

- Haberlo dicho antes. Si lo ha dicho tu maestr@ entonces sí.

Y digo yo si Mogliw ya sabia la respuesta y además, como lo había dicho su maestr@, esa la respuesta correcta y no hay había mas que hablar, dijera yo lo que le dijera, ¿para que me pregunta nada?. Lo que yo decía al principio, que iba a pillar.

Para mis peques, su maestr@ es el que más sabe del mundo. Bay max y Moglyw lo tienen claro. Sus maestr@s saben más que su padre y saben más que su madre, incluso creo que piensan que saben más que su padre y su madre juntos. Son adeptos a su maestr@. Ni un integrante a una secta es tan fiel a su líder como mis peques a sus maestr@s. Por poner un ejemplo:

A Bay max el pescado le gusta regular. Cada vez que hay pescado tengo que escuchar esa "bonita" pregunta de:

- ¿Otra vez pescado?.

Da igual que haya pasado un mes sin comerlo (¡más quisiera él!). Pues ayer puse pescado.

- ¿Que hay de comer?.

- Pescado.

- Que rico voy a comerlo todo. Mi maestr@ me ha dicho que el pescado es bueno para la salud.

Mi cara era para verla: la boca abierta hasta el suelo y el humo saliéndome por las orejas. Eso es exactamente lo que le digo YO todos los días que hay pescado y a mi ni caso. Lo dice su maestr@... y ayer se comió todo pescado sin rechistar, hasta relamió el plato. ¡Alucinante!.

A ver, a mi me gusta que obedezca a su maestr@ pero le obedezcan mucho más que a mí... la verdad que me gusta regular . que yo soy su madre.

Tengo que asumir que esa batalla la tengo perdida.

Hace unos días hizo muchísimo calor así que les puse a los peques unas mangas cortas y unas sudadera. Cuando le puse a Mogliw la sudadera me dice.

- Me ha dicho mi maestr@ que cuando llegue a clase me puedo quitar la sudadera y meterla en la mochila.

- Hoy no, que te he puesto mangas cortas. Quítatela más tarde. Quitátela en el recreo- le dije yo. 

- Mi maest@ me deja...

- Pero yo no y SOY TU MADRE.

Me miró ceñudo y no dijo nada más. Una vez en el colegio prevalecería lo dicho por su maestr@ antes que lo dicho por mí, de eso no tengo la menor duda. Y en este caso puede, más o menos, justificarse porque lo dicho por su maestr@ y lo que Moglyw quería, coincidía. Pero en el caso contrario también ocurre lo mismo:

Ese mismo día era el cumpleaños de unos de los peques de la clase de Mogliw, por lo que cuando fui a recogerlo llevaba una especie de huevo kinder en la mano. Me lo enseño orgulloso.

- ¡Mira mama!.

- ¡Qué chulo!.

- Pero me ha dicho mi maestr@ que no puedo abrirlo hasta después de comer. 

Y punto, si lo había dicho su maestr@ no había lugar para la discusión. Fuimos a recoger a Bay max, llegamos a casa, comimos, terminamos de comer y entonces, solo entonces abrió su huevo kinderSi hubiera sido yo la que le hubiera dicho que no podía abrirlo hasta que no terminara de comer el resultado habría sido bien distinto. Seguramente no lo hubiera abierto tampoco pero no hubiera sido tan sencillo. Me abría costado un pollo. Seguro.

Ciertamente tengo que asumir que he bajado otro escalafón en la escalera de respeto de mis peques.

- Dora la exploradora.

- Su maestr@.

- Y nosotros.

Así se presenta de mal el panorama para nosotros y no exagero. Todo lo dicho por su maestr@ es lo correcto. Cuando hay una disyuntiva más nos vale decirles lo mismo que su maestr@ porque como le digamos una cosa diferente, tenemos la de perder.

- Mi maestr@ me ha dicho otra cosa.

Y punto. No hay margen para razonamiento alguno. La conversación está zanjada. Estamos equivocados y no hay forma  de rebatirles.

Algunas veces ha pasado que los peques no han escuchado bien lo que le ha dicho su maestr@. Tendrían la cabeza en las nubes de valencia y han escuchado campanas aunque sin saber muy bien de donde proceden. Pongo un ejemplo muy exagerado.

- Me ha dicho mi maestr@ que la tierra es plana.

- Te habrá dicho que es redonda...

- No, me ha dicho que es plana

Y ya le puedes enseñar mil y una imágenes de la tierra junto a un estudio de puño y letra del mismísimo Copérnico que les da igual, que como crean que lo ha dicho su maestr@, nadie va a hacerle que cambien de opinión. Los únicos que pueden ponerle fin al malentendido son sus propi@ maestr@s. 

Son grupis de sus maestr@s sin restricciones. Creo que los maestr@s son los únicos que tienen un grupo de seguidores sin necesidad de abrirse una cuenta en twitter. En realidad, tanta devoción, a veces da un poco de miedo. Son un poco como los chicos del maíz aunque sin la parte macabra.

Otras veces ha pasado que sobre un mismo tema el maestr@ de un peque ha dicho una cosa y el maestr@ del otro peque ha dicho otra cosa totalmente distinta. Esto puede parecer una tontería, pero creedme si os aseguro que puede generar una discusión que nada tiene que envidiarle a las que se producen en cualquier comunidad científica que se precie. Por ejemplo: Plutón. Atención pregunta: ¿Plutón es o no un planeta?. Puedo decir con conocimiento de causa que no se ponen de acuerdo. ¿Quien los científicos?. No, l@s mastr@, que es mucho peor. Existen dos vertientes. Está la vertiente del maestr@ de uno mis peques que dice que ya no es un planeta y está la vertiente del maestr@ del otro peque que dice que sí, que sigue siendo un planeta. Aprovecho para hacer un llamamiento a tod@s l@s maestr@s del mundo:

Por favor poneros de acuerdo porque cuando no estáis de acuerdo, sin daros cuenta en una casa podéis generar un debate que a su lado Sálvame Deluxe parece Barrio Sésamo.

También me he dado cuenta de que los peques se han percatado del poder que tiene sobre nosotros, la frase es que lo ha dicho mi maestr@. Cuando quieren algo...

- Mamá me ha dicho mi maestr@ que hay que llevar al cole dos rubís y un diamante. Lo ha dicho mi maestr@.

Y te ponen esa cara de lo siento no hay más que hablar porque lo ha dicho mi maestr@.

- Si lo ha dicho tu maestr@...

Eso sí, se quedan conmigo una vez, pues a partir de entonces cada ves que me dicen algo que me suena medio raro, se lo pregunto al maestr@

También intentan usar el poder de la frase es que lo ha dicho mi maestr@ cuando no quieren algo. Otro ejemplo de lo míos:

- Venga peques, vamos a dar un paseo.

Los peques se encuentran jugando tranquilos en su cuarto y no les apetece salir de casa, por lo que usan el comodín del maestr@.

- Me ha dicho mi maestr@ que andar mucho no es bueno.

- ¿De verdad te ha dicho eso tu maestr@?.

- Si.

Y te ponen esa cara de no lo he dicho yo ha sido mi maestr@.     ¡Si tienes algún problema habla con él!.

Y yo me pregunto. ¿Qué hacen para tener ese poder?. ¿L@s hipnotizan?. ¿Hay una asignatura en la carrera de magisterio que te enseña a controlar a los peques?. Y si es así ¿porque solo les sirve con los peques ajenos y no con los propios?.

Ahora no solo estoy preocupada porque Dora la exploradora les diga un día a mis peques que roben un banco, sino también porque se lo diga su maestr@.

Y desde aquí hago un llamamiento al gobierno de España:

Dejad ya de molestar a l@s maestr@s de una vez, que como se confabulen tod@s l@s maestr@s del país y tracen un complicado plan, como en la película de El Golpe pero con sus alumn@s como secuaces para así conseguir lo que reclaman, los míos se apuntan seguro. 

Bueno, me despido ya, no sin antes ponerme un poco seria. Me gustaría desde este pequeño blog darle un aplauso a tod@s l@s maeastr@s y no sólo para hacerle la "pelota" a mis amigas maestras, sino porque admito que tiene mucho mérito ganarse tanto adeptos de una vez. Para mi ya es difícil que me obedezcan tan sólo dos como para que me obedezcan 25 o así.

Y hasta aquí mi post de hoy. Nos vemos pronto.

Etiquetado en Bay max y Moglyw.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post