Reflexión exprés.

Publicado en por La bea

¡Qué trabajo cuesta intentar mantener los ojos abiertos cuando vas conduciendo y te entran ganas de estornudar!.

Acabamos poniendo una cara a medio camino entre el ictus y la sorpresa, con un resultado bastante cuestinable.

Hasta aquí mi post express. Nos vemos pronto.

Etiquetado en Reflexiones varias.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post