¿Sabes que me ha pasado hoy?: Maricarmen.

Publicado en por La bea

¿Sabes que me ha pasado hoy?: Maricarmen.

¿¿Sabes que me ha pasado hoy?. En realidad ésto me pasó hace bastante tiempo. Aún mis peques no estaban en el mundo y aún faltaba mucho para eso. Hacía poco que me había ido a vivir con mi pareja, aunque aún estudiaba en la universidad. Y precisamente era eso lo que estaba haciendo en ese momento, estudiar. Y entonces sonó el móvil:

- ¿Maricarmen?.

- No, perdona se ha equivocado.

Pensé que ahí acabaría todo. Pero me equivocaba.

- Maricarmen, déjate de bromas..

- Perdona, pero de verdad que no soy Maricarmen.

A ver Maricarmen, soy fulano de tal (no recuerdo el nombre, la verdad) de Bilbao (extrañamente sí me acuerdo de éso) ¿no te acuerdas de mí?

- A ver fulano de tal es verdad no me acuerdo de tí.. porque no soy Maricarmen.. 

- Maricarmen, Maricarmen... ( como sí pensara : ¡céntrate Maricarmen! ¡céntrate)

A ésas alturas me lo imaginaba fratándose las sienes, con pequeños semicírculos concéntricos . Como cuando quieres explicarle algo muy  muy sencillo,  casí obvio...  para tí,  a un niño. Pero el pobre niño no se entera de nada . Y a tí no te entra en la cabeza que no entienda algo tan sencillo.

- Nos conocimos ayer Maricarmen ¿te acuerdas?..

Esta vez ni contesté, la verdad que no sabía qué decirlr ya . Podía haber colgado pero no tenía ninguna ganas de seguir estudiando. Y tenía curiosidad por saber cómo terminaria ésto. Si al final fulano de tal acabaría admitiendo, muy a su pesar, que yo no era Maricarmen o si por el contrario a mí me acabaría dando pena y le diría que sí, que yo era Maricarmen.

Ya me imagianaba casada con fulano de tal:

- Cariño, ¿ te acuerdas de aquella vez cuando me dijiste que no eras Maricarmen?.

- Es que no soy Maricarmen... pero como insististe tanto,te acabé diciendo que yo era Maricarmen..

.- Desde luego ¡que cosas tienes Maricarmen!.

La voz de fulano de tal me sacó de mis divagaciones. Cómo yo anteriormente no le había contestado entonces procedió a contarme como conoció a la tal Maricarmen..

- Nos conocimos anoche Maricarmen en la discoteca. Estuvimos charlando. Tú fuiste muy simpática. Nos lo pasamos muy bien Maricarmen. Después te pedí tu número de telefono y me lo diste..

- A ver.. ( esta vez era yo la que se frotaba las sienes). Punto uno anche no salí de casa.. y punto dos (quizás más importante aún) no me llamo Maricarmen..

Esta vez fue él quién guardó silencio. De echo se hizo entre nosotros un largo silencio (supongo que su tarifa de móvil sería increiblemente barata..). Al final fue fulano de tal quien rompió nuestro incómodo silencio y esta vez su tono ya no era como antes. El de esa desesperación que te entra cuando hablas con alguien que no entiende, como si hablaras con alguien en otro idioma. Si no era más bien de pena. Supongo que se estaría dando cuenta, por fin, que la tal Maricarmen le había dado un número de móvil falso ( bueno, quizás él lo había apuntado mal..  todo es posible)

- Entonces ¿no eres Maricarmen?. Pude detectar en su tono un atisbo de esperanza. Que por fin dejara esa farsa tan bien llevada y le dijera que sí, que era Maricarmen.

Pero afortunadamente no me dio tanta lastima.

- Pues no, no soy  Maricarmen..

- Bueno pues adios... Maricarmen. En realidad no me llamó Maricarmen pero hubiera sido el broche perfecto..

- Adios...

Y colgó.

Y hasta aqui mi no-reflexión de hoy. Nos vemos pronto.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post