¿Sabes que me ha pasado hoy?: El perro.

Publicado en por La bea

¿Sabes que me ha pasado hoy?: El perro.

¿Sabes que me ha pasado hoy?. Que he tenido que llamar a policia.

En realidad esto me pasó siendo mi peque grande un bebé. 

Iba de paseo con él y mi perra kaye, que por cierto estaba con el celo. Cuando un perro, un pastor alemán, empezó a perseguinos. Bueno, a kaye y más que perseguirla lo que hacía el perro era subirse sobre ella. ¿Quién anda así? ¿con un carrito de bebé, una perra de 40 kilos y una remora?. Cogí el móvil y llamé a mi pareja para que llamara a la policia del pueblo, como yo estaba un poco atacada de lo nervios no me acordabadel número.

Me quedé esperando un buen rato a que la policía llegara, mientras, como podía, le quitaba el perro de encima a mi perra. Menos mal que Kaye no estaba por la labor, le gruñía y se lo quitaba de encima. Por fin llegó el policía y le conté toda la historia:

-¿Pero te ha echo algo? me preguntó el policía tan tranquilo.

(Y a mí que me amenazaron con multame una vez por llevar a la perra suelta aunque la calle estaba totalmente desierta). 

-No- le respondí- el perro es muy bueno, pero lo dejan suelto para que salga a la calle y ya es la tercera vez que me pasa ésto.

El policía no entendía muy bien el motivo de mi llamada.

(Se ve que solo te multan si estás junto al perro aunque lleves tus bolsas y le asegures que recoges las cacas, por si les mientes, ya que puedes llevar las bolsas de adorno) (pero al que le abre la puerta a su perro para que haga sus cosas por ahí mientras está tranquilamente viendo la televisión, se ve que no).

Sin no poco esfuerzo por mi parte, el policía llego a la conclusión que tenía que llevar al perro a su casa y ponerle una multa a los dueños. Como yo ya sabía donde vivía el perro acompañé al policía que por fin vió que me era imposible andar con un perro grande intentádonse subir constantemente sobre mi perra, a la que por supuesto llevaba atada, sino me cae una multa a mi también.

Al final, el policía tuvo que llevar el carrito de mi peque grande mientras yo llevaba a los dos perros como podía.

Resumiendo, en casa de los dueños del dichoso perro no había nadie pero la puerta de la calle que daba al patio delantero estaba abierta. Dejamos al perro dentro pero antes de irse el policia me aseguró que los multaría... pero quién sabe.

Menos mal que mi peque aún era muy pequeño y no se enteró de nada.

Y hasta aquí mi no-reflexión de hoy.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post